Problemas de Relación 2

PREGUNTA
Sofía le escribo porque me gusta su sección y tengo una pregunta. Fíjese que mi esposo me dijo el otro día que si lo hacíamos por el otro lado pero yo, la verdad, nunca lo he hecho por ahí y me da miedo y preocupación por mí y también por mi marido, porque me dijo mi comadre que los hombres piden eso cuando son “gay”. Pero también tengo curiosidad de saber qué se siente.
¿Cómo ve? ¿Qué hago?

RESPUESTA
Estimada anónima, el sexo anal como los son: la felación (sexo oral para el hombre) y el cunnilingus (sexo oral para la mujer) son totalmente válidos. Recuerde lo que pase en su alcoba no tiene porque saberlo nadie, ni “la comadre” ni el “compadre”. El hecho de que su esposo quiera experimentar por “ahí” depende de usted y de él, de nadie más. Esto no significa que su esposo sea o tenga tendencias “gay”, es simplemente un estilo, una forma diferente de tener relaciones. Esta es la manera en que muchas parejas se deshacen de la monotonía. Así que, si usted también tiene curiosidad vaya a la farmacia y consiga un excelente lubricante y asunto arreglado. Sin embargo por higiene y seguridad sería bueno usar condón o en su defecto, limpiar su intestino algunos días previos al acto, consumiendo solo líquidos. Dicen que el sexo anal, estando ambos participantes en la misma frecuencia de “temperaturas” es muy placentero. Si él tiene cuidado, usted usa lubricante y lo hacen con la debida precaución y gentileza no tiene porque lastimarla. El sexo no solo es para reproducirse; éste también es para dar y recibir placer. Si quiere devolver el favor y su esposo está de acuerdo, usted podría también llevar a su esposo al séptimo cielo como se le conoce al hecho de introducir uno de sus dedos en el ano para acariciar cuidadosamente el área de la próstata, haciendo movimientos circulares con la yema de su dedo y provocándole un inmenso placer. Esto con las uñas cortas y limadas, y de preferencia usando un guante. Es recomendable empezar acariciando la zona del perineo, es la partecita entre los testículos y el ano, esto debe ser progresivo, empiece por el perineo, de esa manera, su esposo se va acostumbrando a su mano cerca de él y de esta manera tan sutil, usted prepara la estocada final. El sexo anal con el género opuesto, es eso, otra manera de practicarlo, pero esto no significa que haya tendencias homosexuales. Cuando se trata del acto sexual y sus preferencias, la gama es muy extensa, según la regla de Kensey (The Kensey Scale) la gama alcanza varias tonalidades. ¡Adelante y a disfrutar con y de su pareja!

CATEGORIES
TAGS
Share This
NEWER POST
OLDER POST

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )