Confidencias 1

PREGUNTA:
Sofía: Soy un hombre cuya edad es 43, casado por 12 años, sin hijos. Hace tiempo que estoy pensando el estar con otro hombre, yo ser el pasivo. Es una fantasía y pienso buscar a alguien para llevarla a cabo. ¿Qué opina? ¿Cómo le hago? ¿Dónde puedo encontrar a otro hombre qué busque lo mismo?

RESPUESTA:
Estimado Anónimo, yo solo me puedo limitar a darle mi opinión, las otras dos preguntas solo usted tiene o puede averiguar la respuesta. La sexualidad y sus matices es un tema extenso, muy íntimo y que tiene mucho que ver con nuestros instintos más básicos, los colores, sabores y demás son aditamentos que en nuestra búsqueda, curiosidad, exploración hemos aunado a nuestra mente provocando fantasías a querer realizar o en su defecto, hemos reprimido esencias y/o sensaciones que debido a la familia o sociedad preferimos ocultar. En cuanto a la homosexualidad existe el debate si se hacen o nacen; el cual aquí no es el tema a tratar, independientemente si se es: heterosexual, bisexual u homosexual la honestidad debe de ir por delante. “El conflicto” que yo veo aquí es que usted es un hombre casado. Y en su nota no pretende decirle a su pareja, por lo que entendí, usted quiere llevar a cabo su fantasía y asumo que si le gusta, tal vez planee, una doble vida o un divorcio. No tiene muchas opciones desde mi punto de vista: habla con su pareja y le comunica su inquietud donde ella lo puede o NO apoyar. Esto abriría la Caja de Pandora, por lo cual ella decide tajantemente dejarlo o apoyarlo a llevar a cabo su deseo, cualquiera que sea la respuesta de ella, provocará una línea traspasada y donde no hay marcha atrás. Usted tiene que analizar muy bien sus sentimientos y fantasías, el hecho de que usted fantaseé con otro hombre denota la posibilidad de que sea homosexual. Por lo tanto no importa como se lo presente a su pareja, será un momento decisivo en su relación con ella. Si la señora decide dejarlo, ¿Cómo se siente usted al respecto? ¿Ha considerado esa posibilidad? Si usted fuese un hombre soltero tratando de explorar, no vería mayor problema, pero usted lleva 12 años de casado; es decir, me pregunto si usted siempre tuvo esa inquietud y la reprimió hasta donde pudo o qué evento, situación, disparó semejante idea. Autoanalícese, ponga en una balanza su vida con su pareja y si su deseo no es tan vehemente y puede dejarlo en el olvido, ya que prefiere su relación marital y demás, adelante, o si realmente está dispuesto a llevarlo a cabo, tiene que hablarlo con ella. No se vale engañar. Eso sí, esté dispuesto a asumir las consecuencias: divorcio, separación o lo aceptan con sus fantasías. Si usted se sabe homosexual, entonces no se auto-engañe y engañe a su mujer. Dígale la verdad. ¡RECUERDE! LA MENTIRA, Y EL ENGAÑO NO SE VALEN. La ventaja que le veo es que no tienen hijos. ¡Suerte y a hablar con la verdad!
Homosexual: deseo, atracción física por individuos del mismo sexo.
Heterosexual: deseo, atracción física por individuos del sexo opuesto.
Bisexual: deseo, atracción física por individuos de ambos sexos.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )