EL FALSO AMIGO

el falso amigo
EL FALSO AMIGO
Todos hemos tenido algún falso amigo… alguien a quien abrimos nuestra vida y corazón pero que nos traicionó miserablemente, contando toda nuestra vida y utilizándolo en nuestra contra.

Aprender a escoger bien a tus amistades hará que tu vida sea más sencilla. Es bueno distinguir de corazón con quien con quien se puede contar, quienes son amigos casuales, y cuáles son los que merecen la pena conservar toda la vida.

Todas las personas tenemos buenos amigos, incluso excelentes amigos, cómo no… pero siempre es bueno recodar que no se puede contar con todos, ni hablar de todo con todos. Hay amistades para todas las situaciones a lo largo de nuestra vida, y si no las escoges con mucho cuidado puedes llevarte una gran decepción o acabar arrepintiéndote de haber sido tan confiado.

Siempre estamos pensando en lo maravillosos que son nuestros amigos, y por mucho tiempo al pensar en uno de ellos en especial, le vemos así, como el mejor, como si hubiese caído del cielo para ayudarte, comprenderte y compartir esos secretos que tan bien guardas en tu corazón.

Pero qué tristeza se siente cuando ves que esa persona tan idealizada en tu mente sólo está allí, en tu mente. Que tu buen amigo realmente no es tal como pensaste, que pese a que poco a poco se ganó tu confianza y le acabaste mostrando tu vida entera, es quien más tarde te acaba traicionando y demostrando que no era tan amigo como pensabas… Es triste descubrir que el amigo en que confiabas sólo ponía su oído para saberlo todo de ti, para luego acabar usándolo en tu contra.

Llena de pena y tristeza comprobar que tu supuesto amigo ha estado ventilando tu vida en todos los medios, caes en picada hacia la decepción, y lógicamente, puede que también llores por ello. Pero al hablarte de todo esto, lo que pretendo decirte es que aunque pienses que tú perdiste, nos es así. No eres tú quien ha perdido un amigo, es esa persona quien perdió una buena amistad, es esa persona quien perdió tu credibilidad y tu confianza junto a su propia honradez… Tú no has perdido nada, tan sólo un trozo de vida que has contado a una mala persona.
Llena de pena y tristeza comprobar que tu supuesto amigo ha estado ventilando tu vida en todos los medios, caes en picada hacia la decepción, y lógicamente, puede que también llores por ello. Pero al hablarte de todo esto, lo que pretendo decirte es que aunque pienses que tú perdiste, nos es así. No eres tú quien ha perdido un amigo, es esa persona quien perdió una buena amistad, es esa persona quien perdió tu credibilidad y tu confianza junto a su propia honradez… Tú no has perdido nada, tan sólo un trozo de vida que has contado a una mala persona.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )