Hace 20 años…

Hace 20 anios

Comprábamos tortillas y llevábamos nuestra servilleta de tela.

Íbamos a comprar refresco y llevábamos nuestro envase de cristal

Las abuelitas mandaban la comida en sus “toper” (eran como 3-4 trastes redondos y/o cuadrados que se enroscaban y en la tapa tenía una agarradera)

Ibas a la cocina económica y tenías que llevar tus trastes.

Ibas a comprar leche y la fila la hacían los recipientes que ponían en el suelo.

La nieve la servían en conos comestibles

Tu agua la llevabas en un pepsilindro

Querías usar popote, habían de plástico, algunos hasta con adornos y se lavaban.

Ibas a la tiendita y te vendian el pan en bolsas.

Ibas al mercado y llevabas tu morralla

Los tacos los servían en papel de envoltura

Las tortas las envolvían en servilleta, nada de papel aluminio.

Comprabas pan y te lo envolvían en papel

Comprabas churritos y/o cacahuates y te los servían en conos de periódico.

En la escuela, cuando se hacía la posada o festejo del día del niño cada alumno llevaba su plato y vaso (no desechable) para la comida.

Es curioso que la generación que provocó el caos, ahora está buscando regresar a lo que se tenía, después que hizo ver estas prácticas como algo gracioso “pobre” o “naco”. Te proponemos varios consejos sencillos para cuidar el medioambiente en casa y transmitir valores positivos en ese sentido a tus hijos:

CONSEJOS Y ACCIONES PARA AYUDAR AL MEDIOAMBIENTE:
Separa la basura. Desde pequeños es bueno que los niños aprendan a separar los residuos para que se puedan reciclarse. Usa productos que puedan reutilizarse. Hay muchos productos que se pueden usar varias veces. Apaga las luces. Parece obvio, pero no nos damos cuenta de la cantidad de veces que encendemos la luz de una habitación que no ocupamos. Evita dejar los aparatos enchufados. Recuerda que los aparatos que están apagados pero siguen enchufados consumen energía, por lo que es importante desenchufarlos.

Lleva tus propias bolsas al supermercado. Cada vez son más los supermercados que venden las bolsas de plástico para evitar su uso y fomentar el reciclado. Aprovecha la luz natural. Para reducir el consumo de luz eléctrica, abre las ventanas y sube las persianas para que entre la luz del sol en tu casa. Recicla todo lo que puedas. Antes de tirar ropa, libros o juguetes, piensa si puedes darles una segunda oportunidad para evitar gastar y comprar todo nuevo. Ahorrarás dinero y protegerás la naturaleza.

Planta árboles. Los árboles producen oxígeno y son esenciales para la naturaleza, así que planta un árbol en tu casa o en la comunidad donde vives. Como ves, son acciones pequeñas que facilitan el ahorro de energía, el reciclaje y el cuidado de los recursos naturales.

Pongamos nuestro “granito de arena” para poder vivir mejor y dejar un buen legado a nuestros hijos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )