La Suegra

La Suegra.
La Suegra

La Suegra.
PREGUNTA

Sofía le escribo por que he leído su columna y me gustaría saber su opinión en cuanto a mi problema. Tengo un año de casada y me doy cuenta que mi suegra es muy metiche. Se la pasa diciéndome cómo tengo que hacer de comer, qué ingredientes usar, como debo de lavar y planchar la ropa, cuando a mí, ni siquiera me gusta planchar. Ya no la aguanto, cuando viene de visita, constante, se la pasa opinando en todo, desde la decoración de la casa, cocina, labores domésticas, en fin, todo. Estoy harta. ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo la ubico en su lugar?

RESPUESTA
Estimada anónima, antes que nada considero que no te corresponde a ti “ubicarla en su lugar” puesto que su lugar ya lo tiene, es la madre de tu esposo, y es una persona importantísima en su vida, al igual que también lo eres tú. El tratar de “ubicarla” empeoraría las cosas, puesto que ella, de una manera imprudente, (estoy de acuerdo contigo) quiere LO MEJOR para su hijo. Recuerda el refrán que dice “si no puedes con el enemigo, únete a él”. En este caso, a ella. Habla con tu esposo primero y dile, sin quejarte ni hablar mal de la señora, como te sientes, que te lástima su falta de confianza en cuanto a tu estilo de cocinar, lavar, decorar, etc. Dile a él que prefieres no planchar y si lo haces, pues simplemente lo haces para él, intenta que tu esposo sienta empatía por ti. Que entienda como te sientes, háblenlo y cuando él “te defienda frente ella” tú complementas lo que él diga de manera sublime y respetuosa, (ya lo hablaron antes tú y él) que agradeces sus consejos y ayuda, que entiendes que solo quiere el bien de su hijo y que la entiendes perfectamente puesto que tú TAMBIÉN solo quieres el bienestar de tu esposo, sin embargo sus correcciones, o la manera en que las ha venido haciendo te hacen sentir mal, te sientes como una inútil, que piensas que todo lo que haces está mal, puesto que todo lo corrige. Recuerda tienen a alguien a quien las dos aman en común, así que esa es tu mejor arma para hacerle entender como te sientes. Repítele que entiendes que quiera lo mejor para tu esposo porque tú también lo deseas pero tienes que ir a tu ritmo y a tu espacio. Si viven cerca, trata de poner distancia de por medio, si es que solo rentas casa o apartamento. Se lo dices tanto a ella como a él y dejas ir el comentario, no lo vuelves a traer a colación. Ya que tu esposo es quien más dañado va a salir en esta situación, ¿cómo crees que se sentirá si no manejas esto de la mejor manera? En efecto, estará entre la espada y la pared, puesto que las dos mujeres son parte importante en su vida. Con cautela y precaución busca la manera de que no haya mucha visita de su parte. Haz planes con tu esposo. Salgan como si estuvieran de novios, en citas al: cine, cenar, de campamento, al parque, la playa, las montañas, el teatro, en fin mantenlo ocupado y fuera del alcance extremo de tu suegra, así cuando se vean, será “con gusto” y sobre todo habrá que platicar todo lo que tú y tu esposo han venido haciendo; hablando de todas sus actividades, no creo que haya mucho espacio para criticar, ¿no crees? Pero OJO, no se trata de alejarlo emocionalmente de su madre, es tomar distancia física para que ella no tenga mucho tiempo de criticar. Tú debes de poner a prueba tu paciencia, amor y tolerancia. Y recuerda no dejar pasar mucho tiempo cuando algo te moleste o incomode, para que no te sientas “harta” cuando uno está harto, no piensa, no planifica y dice lo primero que el coraje te saca de la mente, siendo ofensivo y en ocasiones hasta cruel; lastimando de sobre manera al otro/a y puede ser, sin regreso. Sin embargo, si cada vez que algo te molesta, lo expresas, lo sacas, lo trabajas, en mucho más fácil llevar la fiesta en paz. ¡Suerte!

La Suegra.

Para ver más de sofía hacer click aquí: Artículos de Sofía

La Suegra.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )