Le huele la boca

Le huele la boca.
Le huele la boca

Le huele la boca.
PREGUNTA

Sofía le escribo porque tengo un problema, y la verdad no estoy muy seguro cómo resolverlo. Conocí a una chicha hace 3 meses ahora es mi novia. Llevamos ya 2 de novios, pero tiene mal aliento y no sé como decirle. Le pregunté a mis amigos y dicen que le diga así, claro y directo. Incluso me dijeron que siempre le ofreciera chicle para ver si así entendía pero no ha funcionado. ¿Qué puedo hacer? ¿Le digo directo?

RESPUESTA

Antes que nada permíteme iniciar por decirte que cuando un hombre tiene dudas de cómo resolver algo en la relación, dicen por ahí que lo mejor es preguntarle a una mujer. Y viceversa, ya que cuando le preguntas a tu mismo género, te quedas igual, por eso es conveniente tener una mejor amiga, en tu caso. En fin, la situación es relativamente sencilla pero puede tornarse complicada. Es decir la solución es fácil, higiene o si hay algún problema de salud, ver a un especialista. Ahora el por qué no se ha llevado a cabo es lo difícil. Porque sí, en efecto, hay que ser honestos, sinceros y directos. Sin embargo, cuando se trata de una mujer es un poco más complicado que eso. La parte incómoda es igual en ambos géneros, es decir si tu novia estuviese haciendo la misma pregunta porque tú eres el que tiene el mal aliento, sería igual de incómodo para ella decirte; pero te aseguro que como tú lo tomarías sería diferente de cómo lo puede tomar ella. Así que siempre que desees hacerle saber a tu pareja de algo, voltea la situación hacia ti. Haz como que alguien te dijo a ti, algún hermano, amigo, primo, mamá, etc. que tenías mal aliento. Entonces tú le preguntas: “¿Tengo mal aliento? me dijeron”… Y seguido de eso, te lames la contra-palma de tu mano y la hueles, tú mismo, y ese olor es justo como los demás perciben tu aliento. (No te estoy mintiendo, lo leí, lo he puesto a prueba parece que funciona). Le enseñas ese “truco” de lamerse su contra-palma y al olerla se dará cuenta si trae mal aliento o no. Comparte con ella información de lo que te gustaría que hiciera, pero nuevamente refiriéndote a sí mismo. Por ejemplo le dices: “Sí, cuando me dijo mi amigo… Pensé en ti y me sentí apenado. Pero ya me estoy cepillando los dientes 3 veces al día, haciendo limpieza con hilo dental y tomo agua de hierbabuena con poquita azúcar durante el día para mantener el aliento fresco desde adentro, por si tengo algún problema con mi hígado o algún otro órgano.” De esta manera le estarás dando ideas de lo que puede hacer, sin haberle mencionado jamás que la del mal aliento es ella. Recuerda siempre que si quieres ver algún cambio reflejado en otro ser humano, cambia tú primero. ¡Suerte!

Le huele la boca.

Para ver más de sofía hacer click aquí: Artículos de Sofía

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )