Los Miedos


Hace apenas unos días llamaba
por teléfono a un amigo de muchos años, habían pasado apenas 5 minutos de conversación cuando en mi oído resonó el grito irritante y prolongado de una de sus niñas, tuve que alejar el auricular de mis oídos por temor a quedarme sorda, en este mismo instante, no sólo fue el grito de la niña ,sino , ahora era el grito del padre tratando de “silenciarla”, lo que sucedió después fue una energía de estrés y fastidio que llegó a invadir mi espacio personal, a pesar, de estar unidos sólo por una conversación telefónica.

La mayoría de padres aprenden a serlo en el camino, sin previo conocimiento o pensando en asistir antes a alguna Escuela de Padres, que ya existen en muchos de los programas escolares del mundo. Los padres tienen poca información sobre el desarrollo emocional y psicológico de los primeros años. Entonces se piensa que la disciplina consiste en ser enérgicos, reprender, gritar y ser duros. Pero hay otro camino llamado “Disciplina Positiva”

La Disciplina Positiva es :
– No-violenta

– Respetuosa del niño en su proceso de aprendizaje

– Enfocada a obtener soluciones.

– Comunicar a sus hijos con claridad sus expectativas, reglas y límites.

– Enseñarles habilidades que les serán útiles para toda la vida.

– Aumentar la capacidad y la confianza propia para que puedan enfrentar desafíos y retos normales en su vida futura. La Disciplina positiva permitirá que sus hijos cuando ya sean adultos sigan guiándose por estos principios.

Los padres son escultores en “fina arcilla”, lo que moldeen los primeros años quedará fijado en la vida adulta.

Continuaremos en las siguientes ediciones sobre aspectos prácticos de Disciplina Positiva.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )