¿Qué es el eczema?

Que es el eczema

El eczema (también llamado dermatitis atópica) es un sarpullido en la piel, que la mayoría de las veces aflora en algún momento durante los primeros cinco años de vida de un niño.

El eczema en los bebés aparece por lo general en las mejillas o el cuero cabelludo, aunque puede extenderse a sus brazos, piernas, pecho u otras partes del cuerpo.

SINTOMAS DEL ECZEMA
Alrededor del 20 por ciento de los bebés y niños pequeños tiene eczema. Suele manifestarse en la primera infancia: el 65 por ciento de los pacientes desarrollan síntomas en el primer año de vida y el 90 por ciento manifiestan síntomas antes de los 5 años. La erupción podría manifestarse como piel seca, gruesa y escamosa o podría consistir en granitos rojos muy pequeños, que pueden producir ampollas, supurar o infectarse si se los rasca. El rascarse puede provocar costras, oscurecimiento en la piel así como cicatrices a largo plazo.

Por lo regular el eczema aparece y desaparece. No es contagioso, pero como produce una comezón intensa, puede ser bastante incómodo. Rascarse por lo tanto puede convertirse en un problema. Si no se trata esta condición, el sarpullido puede verse un poco mal. El doctor puede diagnosticar eczema al examinar la piel de tu bebé. Es posible que te refiera a un dermatólogo para confirmar el diagnóstico y para que le proporcione el tratamiento adecuado. Es imposible saber de antemano si el eczema de tu niño se erradicará para siempre. Afortunadamente, la afección por lo general se vuelve menos intensa con la edad. En muchos niños, el eczema desaparece antes de los 2 años de edad, y en otros persiste hasta la edad adulta.

¿QUE PUEDO HACER PARA TRATAR EL ECZEMA DE MI BEBE?

BAÑOS Y LOCIONES HIDRATANTES – Pregunta al médico cuántas veces debes bañar a tu bebé. Muchos especialistas creen que el baño diario puede ser beneficioso para los bebés con eczema. Pero evita el agua muy caliente porque deshidrata la piel con más rapidez que el agua tibia. Usa jabones suaves, y lávale el cuerpo y la cabeza cuando estés por terminar de bañarlo para evitar que esté sentado en agua enjabonada. Una vez que lo saques de la bañera, sécale la piel suavemente con la toalla, sin frotársela.

DEJA QUE LA PIEL DE TU HIJO RESPIRE Y SE MANTENGA FRESCA – Viste a tu bebé con telas naturales suaves como el algodón. Pero evita la lana y otros materiales ásperos porque pueden irritarle la piel. No le pongas demasiada ropa a tu bebé o lo cobijes más de lo necesario, ya que es importante evitar el sobrecalentamiento.

JABONES Y PRODUCTOS PARA BAÑO – Usa jabones y champús suaves y sin perfume, o aquellos que se elaboren especialmente para piel sensible. Usa también detergentes suaves y sin perfume cuando laves las prendas de vestir y la ropa de cama de tu bebé. No uses suavizante.

EVITA QUE SE RASQUE – Posiblemente tu bebé intente buscar alivio rascándose con las manos o refregándose la cara con la sábana cuando duerme. Pero al rascarse o refregarse puede irritar o inflamar aún más su piel y empeorar la situación. Pon en la cuna o la cama la sábana más suave que tengas, y mantén cortas sus uñas. Hazlo dormir con mitones o calcetines de algodón en las manos, si es que puede tolerarlos. Si tiene mucha dificultad para dormirse a causa del eczema, habla con el médico. Tal vez te sugiera una dosis de un antihistamínico infantil que disminuirá la comezón y además le producirá sueño.

CALMA LOS EPISODIOS INTENSOS DEL ECZEMA – Durante un episodio intenso de eczema puedes poner compresas frías en el área afectada varias veces al día, seguidas de una crema hidratante.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )