¿QUE HACER SI ME MUERDE UN PERRO?

Mordida de perro

¿QUE HACER SI ME MUERDE UN PERRO?

Las mordeduras de perro causan decenas de millones de lesiones al año, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los niños son las principales víctimas de este tipo de mordeduras, sobre todo durante la primera infancia y la niñez. A esas edades, el riesgo de sufrir una lesión en la cabeza o en el cuello es mayor que en los adultos. Además, la gravedad de las lesiones también es mayor y la tasa de mortalidad por esa causa es más alta. Es, pues, importante saber qué hacer si te muerde un perro, cómo reaccionar o a dónde acudir para minimizar los daños todo lo posible.

¿POR QUE MUERDEN LOS PERROS?

En el mundo de los perros, morder es un acto natural e incluso necesario para su supervivencia. Recurren a este gesto cuando necesitan mantener su liderazgo, proteger su territorio o a sus cachorros, como respuesta al miedo, etc. Por tanto, para que el perro muerda no tiene que ser necesariamente agresivo. Cualquier can, ya sea pequeño o grande, macho o hembra, puede llegar a morder si se siente provocado. El problema viene cuando no sabemos interpretar las señales que nos manda o cuando nos exponemos a situaciones de peligro por no comprender su comportamiento.

Por eso, para prevenir mordeduras, los expertos recomiendan no asustar nunca al animal. No molestarle mientras come, cuida a sus cachorros, duerme, o está encerrado. Si un perro está asustado (esconde la cola entre las patas) o furioso (enseña los dientes) lo mejor es alejarse de él. Y sobre todo, antes de tocar a un perro, hay que preguntar al dueño si se puede hacer.

Ya sea que estés jugando con tu mascota o te encuentres con un perro de la calle, existe la posibilidad de que recibas una mordida. Cualquiera que sea el caso, es importante que te resguardes y vayas a una institución de salud donde atiendan la herida provocada por el animal. Existe la posibilidad de que la lesión se infecte.
“La preocupación número uno por estas mordidas es la infección”. Sin importar lo que pase, es crucial ir con el médico durante las primeras 8 horas de haber recibido la mordida. Entre más tiempo pase, la probabilidad de una infección es más alta. Asimismo, las personas con diabetes o inmunocomprometidas corren un riesgo mucho más alto de infección después de una mordida de perro. 7 pasos a seguir:

1.PRESIONA LA HERIDA CON CUIDADO: De manera que el sangrado drene las más bacterias posibles.

2.LAVATE LA HERIDA: con suficiente agua y jabón.

3.DETEN EL SANGRADO: utiliza un pañuelo completamente limpio.

4.APLICATE UN ANTIBIOTICO TOPICO: si es que la tienes en casa y a la mano, unta la pomada antibiótica en el lugar de la herida.

5.VENDA LA HERIDA: utiliza un vendaje nuevo para cubrir la herida y solo retírala hasta que el médico te atienda.

6.CAMBIA EL VENDAJE VARIAS VECES AL DIA: una vez que recibas atención médica, cambia la venda periódicamente.

7.ESTATE AL TANDO DE CUALQUIER SIGNO DE INFECCION: enrojecimiento, aumento de dolor, hinchazón o fiebre.

No hay que olvidar que el propietario de la mascota es responsable de su comportamiento. Por este motivo, los dueños de perros de razas potencialmente peligrosas tienen la obligación de contratar un seguro de responsabilidad civil, pero dado que este comportamiento no es exclusivo de perros agresivos, cualquier persona debería contar con el respaldo de un seguro para animales. Este tipo de productos, además de cubrir la responsabilidad civil, ofrecen interesantes ventajas que velan por la salud, el bienestar y el cuidado de las mascotas.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )