REFLEXIONES DE AMOR

Reflexiones de amor

Cuando valoramos nuestra vida separamos en instantes concretos las partes que más nos han definido. Esto realmente es un error ya que nuestra vida no puede medirse por pequeños hechos aislados. Es una sucesión de días seguidos, de meses o incluso años. Estando con una persona no hay otra forma de verlo de hecho.

Esa es la sensación que tengo contigo. Ha habido momentos mágicos pero sobre todo ha habido muchos días donde hemos podido conocernos mejor, poquito a poco, sabiendo lo que tenemos cada uno por dentro. Espero que esos días sigan sin descanso, y que podamos convertirlos en años hasta que sean toda una vida.

Por eso y viendo que las palabras no sirven con ellos, demostremosles juntos que nosotros podemos estar unidos por siempre. Esa es la mayor prueba para que comprendan que nuestro amor es sincero y no un simple capricho de la alocada juventud.

Cuando queremos enamorar a una mujer debemos siempre tener claro que el respeto y la cercanía son fundamentales si queremos tener algo de éxito. A esto debemos sumarle a una pequeña pizca de misterio por nuestra parte, sabiendo que solo ella será la que decida estar o no con nosotros.

Por eso debemos buscar siempre el halago acertado para ella, sin frases que repitamos constantemente a todas las mujeres que pasen por nuestra vida. Poder descubrir en ellas la parte que más les gusta es un divertido juego en el que ambos participan, y en el que si sabemos mover bien nuestras fichas disfrutaremos como ningún otro.

Me has oído hablar muchas veces. Has sabido escucharme como nunca nadie lo había hecho antes, y eso es algo que un hombre aprecia por encima de todo, mucho más de lo que puedes imaginar. Son pocos los que llegan a imaginar lo fundamental que es sentirse valorado por la persona que ama. Estas palabras no son un mero agradecimiento, ni una confesión de algo que tú ya sabes que siento. Es querer transmitirle algo mucho más allá, un deseo de estar junto a ti que supera cualquier tipo de expectativa anterior que pudiésemos tener en nuestra relación hasta ahora.

Cuando estamos enamorados siempre solemos pensar que era el momento que nos correspondía. Es fácil imaginar que es el destino el que nos ha unido pero, la realidad, es que ese destino lo hemos buscado nosotros y no esperaba a un momento concreto. Hemos sido nosotros mismos los que hemos podido hacer que llegue este momento.

Porque este momento es nuestro y de nadie más, ni siquiera del destino o del azar. Ten presente siempre que hemos construido este presente para nosotros, y que el futuro será como nosotros queramos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )