Tatuaje compartido

Tatuaje compartido
Tatuaje compartido
Tatuaje compartido
PREGUNTA
Sofía mi hija tiene 17 años y está a punto de cumplir 18 y de regalo quiere que nos hagamos un tatuaje compartido/coordinado. Pero yo no quiero. No quiero tatuaje ni quiero que ella se haga uno. ¿Cómo le puedo hacer para persuadirla de que no se lo haga?

RESPUESTA
Estimada Maribel, tu hija está a punto de cumplir 18 años y la persuasión a favor o en contra de cualquier situación o tema debe de empezar desde bebés. En efecto, me refiero a qué la educación, los principios, ética y demás valores deben ser inculcados y enseñados con EL EJEMPLO desde que los hijos son pequeños. Asumo que tú no tienes ningún tatuaje y eso ya es ventaja, puesto que cómo puedes negarle y/o prohibirle algo a tu hijo, si tú lo haces. Cuando hay discrepancia en lo que haces, dices, el ejemplo que das y la disciplina que se quiere impartir en los mismos, lleva a muchos problemas. En tu situación, ella ya está por ser mayor de edad. Tú le puedes decir que no quieres el tatuaje por “inofensivo” que a ella le parezca y le das todas tus razones del por qué no quieres y del por qué jamás te hiciste uno. En todo caso, puesto que quiere compartir algo contigo, le das la opción alterna de un camafeo, con sus respectivas fotos. Después le reconoces que ella está a punto de ser mayor de edad y que respetas su libertad de expresión y espacio, sin embargo basándote en lo que hayas inculcado previamente y en tu papel de madre le das otra lista de razones por las cuales no te gustaría QUE ELLA SE TATUARA, pero siempre dejándole saber que ella tiene la última palabra. Los adolescentes, en su búsqueda de sí mismos, esforzándose por encontrarse, tratan de “tomar sus propias decisiones” y no permiten que sus papás o miembros de la familia elijan por ellos; en el momento en que tú dices rojo, ellos dicen verde, azul, morado, cualquier otro color, MENOS ROJO. Lo que considero prudente hacer, es hablar con ella como lo que es, toda una mujercita, haciéndole saber que como tú las has educado, sabes que es inteligente y madura para tomar sus propias decisiones, por eso confías y apruebas lo que ella lleve a cabo. Sin embargo, las mamás son excelentes manipulando y si la causa es buena, entonces “el fin justifica los medios”. Háblale de las consecuencias de sus actos a esta edad, no solo en tatuajes, esas son marcas en el cuerpo que no pesan ni duelen tanto como las marcas en el alma. Desafortunadamente en la sociedad en la que vivimos “Como te ven te tratan” y por muy “arte” que sea, este tipo de expresión no es bien visto, sobre todo por los jefes en una oficina, empleadores de gobierno, etc. Por muy maravilloso y hermoso que seas como ser humano, si alguien te ve la piel cubierta de tinta, sin ahondar más, desconfiará de ti. Hay reglas que no están escritas pero aplican y seguirán aplicando por mucho tiempo más. Tus argumentos y el diálogo que le presentes serán determinantes para hacerla cambiar de opinión. ¡Recuerda!* Jamás le lleves la contraria a un adolescente. Siempre tienes que hacer que él/ella tome la decisión que tú quieres pero haciéndole creer que fue idea suya. ¡Suerte!

Para ver más artículos de Sofía haga click aquí : Más ar tículos de Sofía

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )