Problemas de sueños con adolescentes

problemas

La mayoría de los adolescentes no duermen lo suficiente, habitualmente porque tienen horarios sobrecargados o porque pasan demasiado tiempo enviando mensajes de texto o chateando con amigos hasta la madrugada. Otros adolescentes intentan acostarse temprano pero, en lugar de conciliar el sueño y dormir las horas que necesitan, se pasan horas acostados pero despiertos.

Con el paso del tiempo, las noches que pasan sin dormir lo suficiente (ya sea por un trastorno del sueño o simplemente porque no dedican el tiempo necesario a dormir) les pueden generar un déficit de sueño (o una falta de sueño). Los adolescentes con déficit de sueño no logran concentrarse, estudiar ni trabajar de forma eficaz. También pueden tener problemas emocionales, como una depresión.

¿Qué ocurre durante el sueño?
Mientras dormimos, nuestros cerebros atraviesan cinco fases de sueño. Un ciclo de sueño está integrado por las fases 1, 2, 3, 4 y por la fase de sueño REM (por sus siglas en inglés; en español se debería llamar “MOR”, de “movimientos oculares rápidos”). Un ciclo completo de sueño dura aproximadamente de 90 a 100 minutos. Por lo tanto, durante una noche de sueño promedio, una persona tiene cuatro o cinco ciclos de sueño.

Las fases 1 y 2 son etapas de sueño ligero donde la persona se puede despertar fácilmente:

· Durante estas fases, los movimientos oculares se hacen más lentos y, al final, se detienen, los ritmos cardíaco y respiratorio también se enlentecen y la temperatura corporal desciende.

Las fases 3 y 4 son etapas de sueño profundo:

· Es más difícil despertar a la persona durante estas fases y, cuando se despierta, la persona se suele sentir desorientada y aturdida durante varios minutos.

· Las fases 3 y 4 son las etapas de sueño más renovadoras (éste es el tipo de sueño que anhelamos cuando estamos muy cansados). También son las fases de sueño durante las cuales el cuerpo libera hormonas que contribuyen al crecimiento y al desarrollo.

La última fase del ciclo de sueño recibe el nombre de “sueño REM” porque en ella aparecen los movimientos oculares rápidos:

· Durante el sueño REM, también ocurren otros cambios en el cuerpo: se aceleran la respiración y el ritmo cardíaco, y los músculos de las extremidades no se mueven. Ésta es la fase del sueño en que tenemos los sueños más vívidos.

¿Qué es lo que impide a los adolescentes dormirse temprano?
Las investigaciones indican que los adolescentes necesitan dormir aproximadamente 9 horas cada noche. Por lo tanto, si un adolescente se ha de levantar a las 6 de la mañana para ir a la escuela, debería acostarse a las 9 de la noche para alcanzar las 9 horas de sueño nocturno. De todos modos, los estudios indican que muchos adolescentes tienen problemas para conciliar el sueño tan temprano. Esto no se debe a que no se quieran dormir, sino a que sus cerebros funcionan con horarios más tardíos y todavía no están preparados para acostarse.

Durante la adolescencia, el ritmo circadiano del cuerpo (una especie de reloj biológico interno) se reajusta e indica al adolescente que se duerma más tarde por la noche y que se despierte más tarde por la mañana. Este cambio en el ritmo circadiano parece obedecer a que los adolescentes fabrican la hormona cerebral melatonina más tarde por la noche que los adultos y los niños, lo que hace que les resulte más difícil conciliar el sueño.

A veces, este retraso en el ciclo de sueño y vigilia es tan marcado que afecta al funcionamiento cotidiano de una persona. En estos casos, recibe el nombre de “síndrome de fase del sueño retrasada”, también denominado “síndrome del noctámbulo”. Y, si un adolescente con déficit de sueño se lleva el móvil a la cama para navegar por Internet o escribir mensajes hasta tarde por la noche, su exposición a la luz también puede alterar su ritmo circadiano, resultándole todavía más difícil conciliar el sueño.

De todos modos, los cambios que se producen en el reloj interno de los adolescentes no son la única razón de que pierdan horas de sueño. Siga leyendo para aprender más cosas sobre las principales causas de la falta de sueño durante la adolescencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *