TIPS PARA SER MÁS ORGANIZADA

TOP 5 Organizada

Si tienes miedo de tirar algo que puedes usar en el futuro, marca con una etiqueta o con un trozo de cinta la fecha y en unos pocos meses sabrás que tan importantes son para ti. También puedes tener 3 clasificaciones: importante o necesario, no importante, y una extra con lo que quizás sea importante. Muchas veces nos cuesta deshacernos de las cosas por qué nos aportan cierta satisfacción personal o incluso se convierten en parte de nuestra identidad, empezamos a definirnos y a construir nuestro autoestima a través de esas cosas probablemente innecesarias. Por ejemplo: tus apuntes de la universidad, te hacen recordar el sentimiento de éxito, y tirarlos a la basura te hace sentir menos exitoso.

Es por eso que las personas que pierden sus posesiones por robos o incendios mencionan que el daño psicológico es mucho peor que la pérdida financiera. Pero, el darte cuenta de te defines por objetos externos, puede convertirse en un buen ejercicio para mejor comenzar a atesorar valores personales que te definan desde tu interior. En otras ocasiones acumulamos ciertos objetos, porque tienen un valor sentimental. Por ejemplo: Donar esa horrible camiseta, puede hacer que te sientas desleal con la abuela. Deshacerte de un libro que jamás vas a leer pero que un amigo te dio puede hacer que sientas que estás regalando un poco de tu Amistad.

1) SEPARAR LO MÁS IMPORTANTE – No voy a mentirte: Esta es la parte más difícil; porque nos cuesta decidir que sí y que no es importante. Tenemos miedo de arrepentirnos después de descartar algo mega importante, pero, recuerda que solo tienes pocos minutos para organizar así que no hay pensarlo demasiado, enfócate solo en lo que sí te vas a quedar.

2) LO IMPORTANTE Y NECESARIO – Encuentra un lugar, una organización o una lógica que funcione para ti. Por ejemplo yo tengo la secadora de pelo en la cocina, porque la uso para descongelar las frutas. Así que comienza a darles un lugar a esas cosas que decidiste que sí son necesarias o importantes, o ponlas en el lugar que pertenecen. A veces la mesita del recibidor o el librero comienza a ser una superficie para todo y nada al mismo tiempo.

3) SANEAMIENTO – Sí. Hay que limpiar un poco (si se trata de algo físico). Toma un trapo limpio, una camiseta que estés a punto de descartar o un papel de cocina y deja limpia esa área que seleccionaste. Por supuesto, tira a la basura todo lo que descartaste. Limpiar, te tomará pocos minutos y la diferencia que verás te motiva en el futuro. Además de que entrena tu disciplina ¡garantizado!

4) ESCRIBE TU PLAN Y TOMA ACCIÓN – Terminó el cronómetro con los 10 minutos. Ya organizaste esa área. Ya limpiaste un poco y ahora ¿qué sigue? Aquí vamos a crear un sistema sostenible que te permita seguir organizando aquellas áreas que gritan por tu atención, además de darle un mantenimiento continúo que no te quite demasiado tiempo, esfuerzo ni energía.

5) INSPECCIONAR E INCENTIVAR – Tenemos que revisar principalmente que lo que ya hicimos antes continúe organizado. Así por ejemplo si ayer decidiste organizar la carpeta de facturas importantes, solo dale un vistazo para comprobar que esté limpio, ordenado y organizado. Conforme avances en el tiempo y seas constante poniendo en práctica la fórmula, entonces puedes revisar áreas más generales, por ejemplo todo el armario, o toda la cocina. Verás que Inspeccionar se hace cada vez más y más fácil porque algo mágico sucede: te acostumbras a la organización. Y cuando algo está desorganizado ¡se notará enseguida! Está fórmula merece ser organizada en si misma, así que sería una excelente opción usar esa lista o checklist para Inspeccionar como se debe.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )